Blog

Y nos reencontramos con la gente del bazar del colegio alemán, y la magia ocurrió nuevamente!! El reno que tejimos fue aceptado y solicitado por chicos y grandes, qué alegría!! Hasta nombre tiene: Max.